Termalismo y naturaleza dotal al mundo de rural de oportunidades, concluye el Proyecto Raia Termal

“Se conseguirá, compartiendo una estrategia turística única y común bajo el lema, Raia Termal: un destino en dos países”. Es una de las principales conclusiones que destaca la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil de la jornada de cierre del proyecto POCTEP Raia Termal celebrada este viernes en el municipio portugués de Melgaço. Jornada que concluyó con una valoracón positiva de la cooperación transfronteriza, con las partes implicadas de acuerdo en que los potenciales termales y naturales del territorio “dotan al mundo rural de oportunidades”, señala el presidente de la CHMS-S. Según José Antonio Quiroga, “es importante resaltar el valor social y económico del sector termal y visibilizar la importancia de la actividad económica que genera”.

Al acto, en el que el presidente de la Cámara Municipal del Melgaço, Manoel Batista, actuó como anfitrión, asistió también el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, quien afirmó que “la respuesta al bienestar que perseguimos en este tiempo de postpandemia está en el termalismo como concepto de salud, que es el bien más preciado que tenemos”, demostrando con los resultados de este proyecto “que sabemos trabajar conjuntamente y poner en valor el territorio, en un momento de nuevas oportunidades económicas a través de los fondos europeos, pero que no son nada se no hay capacidad de formular iniciativas como esta”.

En el acto, el director del proyecto, Manuel Sarria, lo explicó detallando cada una de las acciones que se han desarrollado, y aludió a la recuperación de espacios fluviales afectados pro aguas residuales en entornos termales, obras que se llevaron a cabo en Os Baños de Riocaldo, en Lobios, y en el Regato de A Pousa, en Muiños. En lo que a Ourense respecta, se refirió a actuaciones orientadas a proteger y valorizar espacios naturales que complementen la oferta de ocio asociada al turismo termal transfronterizo, entre las que destacan la zona para autocaravanas en Bande, la señalización de la Ruta Termal de Cortegada, la construcción de azud desmontable, pasarela peatonal en el río Caldo y la ciclovía en Lobios y el sendero a Illa de Pazós en Muiños. En cuanto a la gestión conjunta y promoción del destino, explicó Manuel Sarria el diseño de varios productos turísticos que combinan los diferentes recursos y servicios del territorio transfronterizo como refuerzo a la oferta actual.

Fuente: Ourense Dixital